FANDOM


Fue en 1949 cuando Von Neumann estableció la idea de programa almacenado y expuso La Teoría y Organización de Autómatas Complejos, donde presentaba por primera vez la posibilidad de desarrollar pequeños programas replicantes y capaces de tomar el control de otros programas de similar estructura. Si bien el concepto tiene miles de aplicaciones en la ciencia, es fácil apreciar una aplicación negativa de la teoría expuesta por Von Neumann: los virus informáticos, programas que se reproducen a sí mismos el mayor número de veces posible y aumentan su población de forma exponencial.

En 1959, en los laboratorios de Bell Computer, tres jóvenes programadores: Robert Thomas Morris, Douglas Mcllroy y Victor Vysottsky crean un juego denominado CoreWar basado en la teoría de Von Neumann y en el que el objetivo es que programas combatan entre sí tratando de ocupar toda la memoria de la máquina eliminando así a los oponentes. Este juego es considerado el precursor de los virus informáticos.

Fue en 1972 cuando Robert Thomas Morris creó el que es considerado cómo el primer virus propiamente dicho: el Creeper era capaz de infectar máquinas IBM 360 de la red ARPANET (la precedente de Internet) y emitía un mensaje en pantalla que decía “Soy una enredadera (creeper), atrápame si puedes”. Para eliminarlo, se creó otro virus llamado Reaper (segadora) que estaba programado para buscarlo y eliminarlo. Este es el origen de los actuales antivirus.

En la década de los 80 los PC ganaban popularidad y cada vez más gente entendía la informática y experimentaba con sus propios programas. Esto dio lugar a los primeros desarrolladores de programas dañinos y en 1981, Richard Skrenta escribe el primer virus de amplia reproducción: Elk Cloner, que contaba el número de veces que arrancaba el equipo y al llegar a 50 mostraba un poema.

En 1984, Frederick B. Cohen acuña por primera vez el término virus informático en uno de sus estudios definiéndolo como “Programa que puede infectar a otros programas incluyendo una copia posiblemente evolucionada de sí mismo”.

En 1987 hace su aparición el virus Jerusalem o Viernes 13, que era capaz de infectar archivos .EXE y .COM. Su primera aparición fue reportada desde la Universidad Hebrea de Jerusalem y ha llegado a ser uno de los virus más famosos de la historia.

En 1999 surge el gusano Happy desarrollado por el francés Spanska que crea una nueva corriente en cuanto al desarrollo de malware que persiste hasta el día de hoy: el envío de gusanos por correo electrónico. Este gusano estaba encaminado y programado para propagarse a través del correo electrónico.

En el año 2000 hubo una infección que tuvo muchísima repercusión mediática debido a los daños ocasionados por la infección tan masiva que produjo. Fuel el gusano I Love You o LoveLetter, que, basándose en técnicas de ingeniería social infectaba a los usuarios a través del correo electrónico. Comenzaba aquí la época de grandes epidemias masivas que tuvieron su punto álgido en el 2004.

Fue en ese año cuando aparecieron gusanos como el Mydoom, el Netsky, el Sasser, o el Bagle, que alarmaron a toda la sociedad y lo que buscaban era tener la mayor repercusión y reconocimiento posible. Ese fue el año más duro de este tipo epidemias y curiosamente el último. Los creadores de malware se dieron cuenta de que sus conocimientos servirían para algo más que para tener repercusión mediática… para ganar dinero.